1) Debemos apagar los aparatos electrónicos que no estemos usando, como la televisión o los ordenadores, y desconecta todos los dispositivos electrónicos como el cargador, la licuadora o el tostador, etc. También es recomendable apagar las luces y así aprovechar al máximo la luz de solar.

2) Es aconsejable secar la ropa al aire libre y evitar el uso de las secadoras que son de los aparatos que más energía consumen en el hogar. Con esto ahorraremos  energía, y nuestra ropa olerá mucho mejor.

3) Es recomendable evitar los viajes en coche para trayectos cortos. Caminar o andar en bicicleta además de cuidar el medio ambiente te ayudara a estar mas saludable. Adquirir el hábito de andar en una puede llegar a ser divertido y relajante, además de que nos ayudará a ahorrar dinero, tiempo y hacer ejercicio.

4) Nos lo han dicho mil veces, pero siempre hay que evitar dejar el agua corriendo cuando nos lavamos los dientes o las manos, nos duchamos o regamos las plantas. También es recomendable revisar si hay fugas de agua en los grifos o mangueras de nuestras casas. No derrochemos agua que no necesitamos.

5) No comprar cosas que no se necesitan porque además de ayudar a la economía doméstica se ahorra un proceso de producción en el que se requieren muchos  recursos. Aún así, regalar o compartir artículos para el hogar, organizar ventas de garaje, o donar la ropa utilizable siempre es mejor que tirarlos a la basura.

6) Reciclar todo. Es muy aconsejable que nos acostumbremos a separar la basura según su origen (orgánica, plásticos, papel y envases), ya que supone una necesidad urgente para cuidar el medio ambiente. También, debemos intentar usar pilas recargables en vez de las desechables. Las baterías no pueden ser quemadas y es mejor reciclarlas, debido a que contienen un ácido realmente nocivo para la tierra. De hecho, es recomendable separar las pilas de la basura y dejarlas en los contenedores de batería.

7) Evitar el uso de artículos desechables. Cualquier cosa que sólo se utiliza un par de veces y se tira, consume recursos únicamente para quedarse por mucho tiempo en el basurero. Vasos o platos desechables y bolsas de plástico sólo generan un exceso de basura. Debemos reutilizar botellas de agua y utilizar bolsas de tela para ir al supermercado, en lugar que las de plástico.

8) Entre todos debemos prevenir los incendios. Si te vas de excursión al campo, al bosque o al monte, asegúrate de recoger toda la basura que tú y tus compañeros podáis generar. Debemos prestar especial atención a los objetos de cristal, como tarros o botellas, así como al apagar cigarros o barbacoas, ya que pueden provocar un incendio.

9) Cuidar y proteger nuestas playas. A la mayoría de las personas que van a la la playa, les gusta que esta esté limpia y bien cuidada. Por ello, debemos mantenerla limpia entre todos y comprometernos a no tirar la basura y desperdicios tanto en la arena como en el mar, que los fumadores utilicen los ceniceros, en vez de tirar las colillas a la arena, no derrochar el agua de las duchas públicas o evitar llevar mascotas. La idea es dejar la playa como quisiéramos encontrarla la próxima vez que volvamos.

10) Es importante respetar a la naturaleza. Por ello debemos no sacar especies de la fauna marina o de otro hábitat de su medio natural ya cada especie cumple una función específica.