De acuerdo a la publicación no es necesario esperar a que la escasez de agua global sea una realidad para experimentar los problemas que surgen cuando una sociedad sobrepasas sus límites hidrológicos.Es preciso actuar para realizar los ajustes necesarios y evitar problemas futuros.

“Es evidente que se necesita una reconsideración de las tendencias actuales. Entre las medidas sobresalen dos: el ahorro de los recursos y el incremento de ellos. Estas acciones, necesarias, no son suficientes. Debemos superarlas configurando una nueva dialéctica que vaya desde la economía del agua a la cultura de agua, que nos permita llevar a cabo una adecuada gestión del recurso”, afirma el documento.

El agua, como antaño, sigue siendo un tesoro que se acrecienta con una filosofía del uso en la que debe participar toda la sociedad, y que se fundamenta en dos pilares: al horro y la progresiva disminución de la contaminación.

Para ir construyendo esa cultura debemos empezar a reducir el consumo individual, adoptar hábitos diferentes y participar en la gestión social integrada del agua que demanda una adecuada gestión administrativa por parte de os poderes públicos. Solo de esta manera contribuiremos a mejorar le presente y empezaremos construir el futuro.

Fuente: Ética y Educación Ambiental. Una contribución a la cultura del Agua. De Edilberto Guevara Pérez. Autoridad Nacional del Agua.

Visita la web de Cuida el Agua y recuerda usar en redes sociales el hashtag #CuidaElAgua #CuidaLaVida